Publicidad

2019: Kansas City Chiefs


Patrick Mahomes (15), QB, y Travis Kelce (87), TE, Kansas City Chiefs.

El duro aprendizaje en playoffs es la base para el futuro de Kansas City y de Mahomes 

30 de 32   #TodalaNFLenP2M   #32equipos32días

Historia de Kansas City Chiefs

Calendario 2019 de Kansas City Chiefs

Resultados 2018 de Kansas City Chiefs

La temporada 2018 fue espectacular en Kansas City y terminó en la postemporada con un gran aprendizaje.

El «Chiefs Kingdom» se dio cuenta que no basta con tener al quarterback más talentoso en la NFL para llegar al Super Bowl y que se requiere de una defensiva de nivel de campeonato para poder competir con los grandes.

Eso quedó claro en el Juego de Campeonato de la AFC cuando ese sector no pudo frenar a Tom Brady y a New England para terminar perdiendo 37-31 en tiempo extra en casa en una de tantas derrotas decepcionantes en postemporada para esta franquicia.

De hecho, los aficionados de los Jefes han visto tan sólo 3 triunfos en finales en su estadio en la historia del equipo, y ya ni para qué mencionar que han ocurrido muy brincadas (1991, 1993 y 2018), además que llevaban 6 descalabros consecutivos. El triunfo 31-13 sobre un muy buen equipo de Indianapolis Colts en la ronda divisional en Arrowhead Stadium cortó esa mala racha, pero una semana después regresarían los fantasmas del pasado para azotar de nuevo a esta base de aficionados.

Pero todo eso ya es historia, aunque haya ocurrido hace menos de 8 meses. Los Chiefs cambiaron de coordinador defensivo y el entrenador en jefe Andy Reid, trajo a un viejo conocido, Steve Spagnuolo, quien sabe perfectamente lo que le gusta a Reid y tiene la experiencia para entender lo que hacen otros equipos y estrellas como los Pats con Brady o los Chargers o los Steelers.

Además, el gerente general Brett Veach buscó remplazar rápidamente a Justin Houston y a Dee Ford con el ala defensiva Frank Clark en un «trade» con Seattle y Eric Berry con el agente libre Tyrann Mathieu. No significa que sean mejores, pero deben traer con ellos liderazgo y disposición de jugar bajo un nuevo esquema.

El novato profundo de 2a ronda, Juan Thornhill, puede ser titular junto con Mathieu, lo cual puede indicar que no hay mucha profundidad en el roster defensivo, y los cornerbacks Beshaud Breeland y Charvarius Ward no asustan a nadie.

En la ofensiva tampoco todo es miel sobre hojuelas. El asunto de Kareem Hunt golpeó fuerte a Kansas City, quienes lo cortaron en 2018 después de enterarse del asunto de violencia de género en que se vio involucrado, y luego para darse cuenta que Cleveland lo tomó y quizá juegue con ellos en 2019.

El velocista y estelar receptor abierto Tyreek Hill, quien es el objetivo favorito de Mahomes, también estuvo en problemas con la policía, tras supuestamente haber golpeado a su hijo de 2 años y amenazar a la madre de su hijo, pero la NFL no lo suspenderá a pesar de la evidencia en audios presentada hace unos meses y podrá jugar, pero no sabemos hasta dónde llegará este asunto.

Patrick Mahomes nada más fue el MVP de la NFL. Demostró tener más talento físico-atlético que cualquier otro quarterback que haya existido en los 99 años previos de historia. Puede lanzar con el brazo izquierdo, a otro lado de donde está observando, puede correr, pasar corto o largo sobre la marcha, leer las defensivas, mostrarse como un líder y mover a la ofensiva por todo el campo en el tiempo que él desea.

El ala cerrada Travis Kelce es otra garantía en Kansas City. Si le agregamos a Sammy Watkins como receptor abierto y al novato de 2a ronda, Mecole Hardman, los Chiefs volverán a ser tan explosivos como ellos lo deseen, incluso si Hill no jugara por alguna razón.

Por si fuera poco, en días recientes, Reid se sacó la lotería al darse cuenta que Buffalo había cortado a un viejo conocido, LeSean McCoy, quien le dará otra variante a Mahomes apoyándolo en el backfield.

Cuando no se habla de la línea ofensiva es que todos hacen su trabajo y cuando el centro Austin Reiter, los guardias Cam Erving y Laurent Duvernay-Tardif y los tackles Mitchell Scwartz y Eric Fisher, por alguna razón pierden sus duelos personales, Mahomes se encarga de quitarse a cualquier defensivo y evitar capturas.

Si la defensiva mejora su pobre clasificación de 2018 que termino como la #31 de la liga (#27 contra el pase y #31 contra la carrera), al menos que esté entre el #10 y el #16, sería suficiente para que este equipo sea de los más dominantes que se han visto en la historia.

Ya han pasado 50 años desde que Kansas City llegó al Super Bowl. Han pasado figuras como Joe Montana, Marcus Allen, Marty Schottenheimer, Derrick Thomas, Christian Okoye, Derrick Ward, en otras épocas Carlos Carson, Joe Delaney, y los Jefes se siguen quedando cortos en los momentos importantes.

Éste puede, y debe, ser el año que dejen atrás esos fantasmas. No sería descabellado pronosticar un 14-2, a pesar de que la División Oeste de la AFC mejoró en general, quizá Los Angeles Chargers sea el equipo que más problema le cause, como el año pasado, pero cuidado con Denver. El calendario no es fácil y tienen un partido de visita en Foxborough ante los Patriotas en diciembre, así que será interesante ver cómo responde este joven equipo en una situación adversa como ésa.

Es Super Bowl o nada en Kansas City. Tienen el coach, el equipo, las porristas y el vigor, ahora será cuestión de que tengan eso extra que hace leyendas a los grandes. Veremos en 2019 al joven Mahomes si no sólo puede ser comparado con Marino, Fouts, Bledsoe o Moon, sino con Brady, Brees, Roethlisberger, Bradshaw, Montana.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login