Publicidad

2019: Los Angeles Chargers


Phillip Rivers (17), QB, Los Angeles Chargers.

Con un roster talentoso, Chargers pudiera ser el segundo equipo de L.A. en el Super Bowl 

28 de 32   #TodalaNFLenP2M   #32equipos32días

Historia de Los Angeles Chargers

Calendario 2019 de Los Angeles Chargers

Resultados 2018 de Los Angeles Chargers

Línea por línea, analizando el roster de los Chargers, quizá no exista un mejor equipo en la NFL para este momento. Esto lo sabe el head coach Anthony Lynn, su quarterback Philip Rivers y el resto del equipo.

Parece que ganar partidos no es el problema real, sino crear una base de aficionados en esta nueva ciudad y poder competirle a lo logrado por Rams en 2017 y 2018.

La meta es el Super Bowl, un cliché en todos los equipos de la NFL, pero la gran mayoría es sólo una frase en la misión de la temporada y no una realidad como para los Cargadores.

Pocos creían en Lynn hace un par de años, ahora es difícil encontrar alguien que no crea en su liderazgo y su estilo de dirigir a los Chargers.

Rivers sigue mejorando cada año, mientras que los otros 2 quarterbacks del NFL Draft 2004 (Eli Manning y Ben Roethlisberger) han bajado su rendimiento. Pero la realidad es no importa todo lo que mejore Rivers, la clave es que Eli y Big Ben ya tienen anillos (sí, en plural) de Super Bowl y él ni siquiera ha podido jugar en uno. El tiempo se acelera a cierta edad para los pasadores, y el reloj de Rivers corre a toda velocidad.

Un punto que debía ser una fortaleza se ha convertido en un problema muy serio para el equipo angelino, Melvin Gordon. Todos entendemos el deseo de tener un mejor contrato con más dinero, pero su actitud nos hace suponer o nos hace creer que es egoísta y ha perdido de foco la razón principal por la que se juega este deporte, y la cual no es el dinero.

De cualquier forma, los Cargadores ya cuentan con un remplazo de Gordon, en caso de que se pierda toda la temporada. Se llama, Austin Ekeler, quien el año pasado ya dio muestras de lo que puede hacer. Es un estilo muy distinto a Gordon, pero puede resultar igual de eficiente, el asunto es que precisamente ese estilo puede ser contraproducente, ya que le gusta generar contacto.

Keenan Allen y Mike Williams no tienen problemas en la posición titular de receptor abierto, Travis Benjamin debe ayudarles. En la posición de ala cerrada Hunter Henry y Virgil Green pueden ser muy peligrosos, no a lo que estaban acostumbrados los Chargers con Antonio Gates, pero el trabajo se hace y bien.

La línea ofensiva tiene mucho para mejorar y no estuvo mal en 2018. Mike Pouncey en el centro y el tackle Russell Okung son los pilares y tienen la experiencia suficiente para hacer de forma eficiente su trabajo y muestran liderazgo. El guardia izquierdo Dan Feeney y el derecho Michael Schofield no son tan reconocidos, pero cuando un liniero ofensivo la gente no conoce su nombre es muy positivo, porque significa que no se equivocan. Mismo caso del tackle derecho, Sam Tevi. Forrest Lamp viene presionando muy de cerca a Feeney y a Tevi, así que habrá una competencia sana por ganarse un puesto titular.

La defensiva tiene estrellas en cada sector. El ala defensiva Joey Bosa, el «rush» o «edge» Melvin Ingram, el linebacker veterano Thomas Davis que aportará mucho liderazgo y conocimiento llegando de Carolina, el cornerback Casey Hayward y el profundo de segundo año, Derwin James, pueden detener al ataque que sea, y en verdad, el que sea. Lo vimos el año pasado frenando a Patrick Mahomes y a Kansas City.

Los Chargers pelearán muy fuerte por el título de la División Oeste de la Conferencia Americana, todo indica que será contra los Chiefs otra vez. En 2018, terminaron con la misma marca de 12-4, pero los criterios de desempate favorecieron a Kansas City. El juego en el Estadio Azteca de la Ciudad de México a mitad de noviembre entre estas 2 franquicias, puede definir mucho.

Los Angeles debe estar en playoffs sin problema, pero la visión y su inteligencia debe ser mayor en esta ocasión para llegar como campeón divisional, de preferencia descansar una semana de postemporada y asegurar casa, que a pesar de ser un estadio pequeño rentado en lo que estrenan el compartido con Rams en 2020, es un factor adicional que les puede beneficiar en las finales.

Por la situación de Melvin Gordon, hay que ser cautelosos y pronosticar un 11-5, pero en el momento en que regrese este estrella, y en caso de que todo salga como debe ser para los Chargers, un 13-3 no sería descabellado.

Éste debe ser el año de Chargers.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login