Publicidad

Sólo bastaron 8 partidos


2020 Dal DMN Esch Nolan 1

PRIMERO Y GOL por ALBERTO ESPINOSA.

2 de noviembre de 2020.

Sólo bastaron 8 partidos para tirar la historia de Dallas.

Hola, amigos lectores. ¿Cómo se encuentran? Espero y muy bien.

¡Qué difícil ha sido este 2020 para la humanidad y para el equipo de Dallas Cowboys!

Desde el inicio de la temporada la carencia de resultados y pésimas elecciones han marcado la campaña de los Vaqueros. Desde que se decidió no renovar a Jason Garrett, parecía que la historia sería diferente. Después llegó Mike McCarthy, entrenador probado dentro de la NFL, y se creería que todo mejoraría notablemente.

Después llegaría el partido inaugural ante Los Angeles Rams, mismo que dejó muchas dudas, pero, con una alta posibilidad de mejoría.

Posteriormente, arribaron a la Semana 2 un triunfo que realmente se debe al mérito de perder de Atlanta Falcons, equipo que dejó escapar la ventaja de más de 20 puntos y una patada milagrosa permitió que McCarthy y los suyos ganaran el enfrentamiento.

Para la Semana 3, Dallas visitaría a Seattle Seahawks, equipo que trae al candidato número uno a MVP de este año, Russell Wilson. El resultado fue una derrota por menos de 8 puntos.

En la Semana 4, la visita de Cleveland Browns fue cuando llegaría el calvario para Mike Nolan, el coordinador defensivo de Dallas.

La Semana 5 fue lo peor de la pesadilla, ya que en el partido ante New York Giants, Dallas perdería a su único líder moral, Dakota Prescott, tras sufrir una fractura de tobillo.

Siguiendo con el partido de los Gigantes, primero la defensiva fue exhibida de fea forma, como desde la semana 1, con muchos puntos permitidos y pocos concretados, castigos infumables y pérdidas de balón paupérrimas. Todos estos factores mencionados han dejado en Dallas un récord tan feo de 2-6, el cual no se veía desde hace mucho.

El resto de las Semanas 6, 7 y 8, fueron factores cruciales para la increíble historia que hoy marca a la familia Jones y a su equipo valuado en más de 5 mil millones de dólares.

A lo largo de mi vida, nunca me he metido con usted amigo lector. Sin embargo, creo que es el momento de pedirle que me haga caso y que dejen de ver los partidos de Cowboys, que cada semana juegan peor que la anterior, y van tirando a la “mierda” la historia del “Equipo de América”.

La historia se ha ido a pique en dos partidos consecutivos sin anotar touchdown, varios juegos perdidos por culpa de fumbles (balones sueltos), las pésimas elecciones de jugadas mandadas por un enclenque coordinador y un entrenador en jefe que llevó a la ruina la historia de los Vaqueros de Dallas.

Argumento esto con base en lo siguiente: no se ve la mano dura tras la derrota, no hay un cambio radical en el equipo de coacheo, en fin, una pifia deportiva que sale semana a semana disfrazada de Dallas Cowboys.

Y para poder solicitar que usted deje de ver los juegos de los Vaqueros, yo haré lo mismo. A partir de ahora, en mis redes sociales subiré fotos donde estaré viendo cualquier otro partido menos el de mis Cowboys. Dicha actitud la tuve en la última etapa de Tony Romo en Dallas. Ahora creo que no tengo un archienemigo, sino varios.

El primero, Ezekiel Elliott, exige mucho y da poco.

Seguido de Kellen Moore, escasa preparación para un cargo muy importante como coordinador defensivo.

En tercero, Mike Nolan, coordinador defensivo, que ha dado destellos de mejoría, pero el resultado es el mismo sucumbir ante un ataque poderoso.

El cuarto, el pateador de goles de campo, Greg Zuerlein. hace un par de temporadas se decidió dejar ir a Dan Bailey porque había fallado una serie de goles de campo, después llegaría Brett Maher y ahora la historia no ha cambiado.

Quinto la afición que sigue consumiendo un producto caduco desde hace más de 22 años, y digo caduco porque nos vende cada temporada humo con grandes contrataciones como Bledsoe, Testaverde, Quincy Carter, Jason Garrett, Tony Romo, etcétera.

Y por último, la familia Jones, quienes dirigen, una vez más, el equipo más caro del ámbito deportivo y que será un fracaso dentro de su liga.

Una verdadera desgracia.

Escuchando la canción de Aleluya.

Los dejo, porque deseo de corazón que terminé el maldito 2020 para Dallas Cowboys y el mundo.

Nos vemos en la próxima columna Primero y Gol.

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Alberto Espinosa es periodista deportivo. Síguelo en su cuenta de Twitter @ALBERPERIODISTA y en Facebook @ADMediaSports.

WEB www.pausadelosdosminutos.com.

TWITTER @pausa2minutos y @gfsportsmedia.

INSTAGRAM Pausa de los Dos Minutos.

FACEBOOK Pausa de los Dos Minutos y GF Sports Media.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login