Publicidad

“Algo huele (mal) en Miami”: agente de Parker sobre Coach Adam Gase


2018 Mia TMH DeVante Parker 1

MIAMI, Florida, 22 de octubre de 2018 (The Miami Herald).- La defensiva perdió su identidad, Miami Dolphins perdieron a su mejor jugador ofensivo y al más explosivo los últimos años, y también su lugar en la cima de la División Este de la AFC.

Pero un poco tiempo después, James Gould, agente del receptor abierto DeVante Parker, se fue con todo contra el head coach Adam Gase.

Parker estuvo inactivo por 5ª ocasión en 7 juegos este año, y Gase le dijo a los reporteros que Parkers, quien ha estado batallando con una lesión en cuadríceps “todavía no está completamente sano”.

“Estoy respondiendo que no está diciendo la verdad y su decisión fue un ejemplo de mala administración y le costó el equipo la mejor oportunidad para ganar. Él sigue atacando la salud de mi cliente y eso es inaceptable. Parker no sólo está sano, sino que quiere ayudar a este equipo a ganar y la única pregunta real que deberían hacer es cómo Coach Gase justifica su propia incompetencia. Promediaron sólo 6.1 yardas por recepción (el domingo). Necesitaban a Parker, quien está completamente sano y participó al 100 por ciento toda la semana y en los calentamientos esta mañana. Algo huele en Miami”, escribió Gould.

Gould dijo después al Miami Herald que no está solicitando que los Dolphins corten o negocien a Parker, pero el club estaría dispuesto a negociar por el precio justo (mínimo una selección de 3ª ronda del Draft).

Parker dejó el vestidor de los Delfines antes de la sesión de medios tras la derrota del domingo.

Gould fue más allá: “Me enferma. Estoy cansado de observar al coach Gase tomar estas decisiones. Fue el tercer juego que DeVante debería haber jugado y no fue así. Coach Gase debería ponerse él mismo como inactivo. Ha sacado ventaja de un gran joven, un jugador enormemente dotado con talentos dados por Dios y lo ha convertido en su chivo expiatorio”.

Los Dolphins no respondieron de inmediato a las declaraciones de Gould. Sin embargo, la sensación con base en conversaciones con gente dentro de la organización es que el equipo no tomará una decisión imprudente o lastimar a su equipo por resentimiento.

Este drama no puede llegar en peor momento para Miami, que juega en Houston el jueves.

Las lesiones afectaron al grupo de receptores el domingo, Albert Wilson y Kenny Stills, ambos dejaron el partido y no regresaron.

La lesión de Wilson parece más seria. Se lastimó la cadera mientras era tackleado por Teez Tabor durante la primera mitad el domingo y no regresó. Wilson tenía programado una MRI (Resonancia Magnética), pero los resultados no estuvieron disponibles.

El agente de Wilson, Drew Rosenhaus, le dijo a WSVN-7 después del partido que no está muy optimista sobre la lesión de su cliente, señalando que “desafortunadamente parece que la brillante temporada de Albert Wilson está en suspensión por ahora”.

Wilson estaba creciendo en el sistema de Miami y era uno de los mejores en yardas después de la recepción de la liga.

Y también está Stills, quien aparentemente se lesionó dos veces el domingo, una cuando chocó con una guardia de seguridad en su recepción de 5 yardas de touchdown y luego cuando salió renqueando del campo.

Eso dejó sólo a Jakeem Grant y a Danny Amendola como los únicos dos receptores abiertos en activo de los Dolphins mientras que Brock Osweiler intentaba liderar un regreso al final del partido.

Y Amendola no está 100 por ciento sano tampoco. Requirió de una bolsa de hielos en su hombro en el vestidor. Y hay más: El ala cerrada novato Mike Gesicki fue evaluado por los doctores por una potencial conmoción, pero al final regresó al partido.

Las cosas se pusieron tan mal en la ofensiva de Dolphins el domingo que tuvieron que utilizar a Kenyan Drake jugar casi en exclusiva como receptor “slot”.

“Fue como si estuviéramos dibujando jugadas en la tierra porque sólo teníamos dos receptores. Tuve que ir al slot y hacer las cosas”, comentó Drake, quien tuvo un acarreo de 54 yardas. “La mentalidad de este equipo es que el siguiente hombre dé la cara incluso si es fuera de posición”.

Ese fue el caso en la posición de quarterback, donde Osweiler logró un segundo juego sólido como titular. Osweiler completó 22 de 31 pases para 239 yardas y 2 touchdowns.

Pero eso no tuvo importancia porque la defensiva fue aplastada. Detroit Lions anotó en todas sus posesiones, excepto en dos de ellas, y corrieron para 248 yardas. El novato Kerryon Johnson tuvo 158 yardas en 19 acarreos.

Como resultado, Miami Dolphins (4-3) perdió su tercer partido en 4 semanas y ahora están en segundo lugar de la División Este de la Conferencia Americana debajo de New England Patriots por primera vez en 2018.

“No pudimos pararlos”, declaró Gase. “Eso es justo lo que ocurrió”.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login