Publicidad

Joe Burrow parece estar alejándose de Cincinnati Bengals


2020 Cin CITP Taylor Burrow 1

CINCINNATI, Ohio, 18 de febrero de 2020 (The Ringer).- Es fácil suponer que la 1ª selección global del NFL Draft 2020 sea Joe Burrow, y Cincinnati Bengals tiene el “privilegio” de ser el primero en elegir este año.

Burrow ha comenzado a distanciarse de los Bengalíes con algunas señales sutiles, pero tendrá que hacer más que eso si quiere jugar para otra franquicia.

“No es lo que no sabes lo que te mete en problemas”, dijo Mark Twain en una ocasión. “Es lo que estás seguro que no es de esa forma”.

Esa cita… 1) es la imagen que abre The Big Short, 2) aplica a sí mismo (probablemente Mark Twain ni siquiera dijo eso), y 3) perfectamente resume el primer drama del draft 2020.

Desde que Cincinnati aseguró la 1ª selección global, todos los analistas han acordado que el ganador del Trofeo Heisman y originario de Ohio, el quarterback, Joe Burrow, será elegido por los Bengalíes. Pero Burrow pudiera tener otros planes.

Esta misma semana, Burrow parecía estar caminando en la cuerda floja con sus repetidas respuestas a las preguntas frecuentes de un reportero del diario Star Telegram sobre si quería jugar para Bengals.

“Mira, esto es un proceso largo, ¿verdad?” respondió Burrow. “Ellos tienen su proceso por el que tienen que pasar, y me siento bendecido de estar en la posición que estoy. Si ellos me seleccionan, me seleccionan. Voy a hacer todo en mi poder para ser el mejor jugador de fútbol americano que pueda ser”.

SI ELLOS ME SELECCIONAN, ME SELECCIONAN. Mac Engel, el reportero, le dijo a Burrow que esas palabras pudieran ser interpretadas de múltiples formas y le ofreció una oportunidad de aclarar, pero Burrow aumentó la intensidad.

“Va a ser un proceso largo en los próximos 2 meses”, agregó Burrow. “Tenemos el Combine. Tenemos los Pro Day. Hay mucho tiempo hasta el draft. Hay mucha información en muchos lugares diferentes. Mucha gente diciendo muchas cosas. Tan solo estoy concentrado en entrenar justo ahora”.

Estos comentarios, combinados con un poco de prólogo y unos cuantos hechos básicos sobre el proceso pre-draft de Burrow, sugieren que puede haber fuego detrás de todo ese humo.

El diario reportó que en esa misma cena, el exquarterback y 1ª selección global, Steve Bartkowski, le dijo a la familia de Burrow que deberían “hacer un Eli Manning”. Previo al NFL Draft 2004, los representantes de Eli le dijeron a (los entonces) San Diego Chargers, equipo que tenía la selección de lujo, que Manning no quería jugar para ellos.

Y para ponerle más humo: Burrow está entrenando con el entrenador de quarterbacks, Jordan Palmer, rumbo al draft. Jordan Palmer es el hermano más joven de Carson Palmer, quien ganó el Trofeo Heisman en 2002 y fue la 1ª selección global de Cincinnati en 2003.

El tiempo de Carson con los Bengalíes fue tan mala que amenazó con retirarse después de sólo 7 temporada cuando el equipo se negó a negociarlo (eventualmente lo enviaron a Oakland Raiders y jugó otros 7 años). El mes pasado, en un programa de radio de CBS Sports, Carson se fue con todo sobre el porqué la organización de Bengals era tan espantosa.

“Por eso es que quería salirme: Nunca sentí como que la organización realmente estuviera intentando ganar un Super Bowl, y realmente ir tras un Super Bowl”, dijo Palmer.

Normalmente los jugadores acusan a sus expatrones de cosas distintas todo el tiempo como incompetencia, malicia, entre otras, pero rara vez escuchas a alguien cuestionar si una organización quiere ganar un Super Bowl.

Incluso comentarios que van con la intención de insultar, como señalar a jugadores como sucios o tramposos, son porque quieren ganar con mucha ansiedad. Así que Palmer cuestionando el deseo de ser competitivo de Cincinnati es lo más duro que un deportista puede hacer contra una organización.

Palmer no atacó directamente al dueño de Bengals, Mike Brown, ni señaló que era el problema en Cincinnati, pero efectivamente lo hizo al invocar a otros dueños como comparación ante los problemas en Cincy.

“Después de Cincinnati y Oakland, jugué para (el dueño de Cardinals) Michael Bidwill en Arizona, y Michael era todo lo relacionado sobre ganar”, comentó en la misma entrevista. “Todo era sobre ganar. La cultura se trataba de ganar… Cuando obtienes buenos jugadores, pero realmente no estás forzando a todos en la organización para hacer todo para ser mejores, hacer todo lo que podamos para ganar un Super Bowl, ésa es la diferencia en la NFL. Ve lo que Bob Kraft ha hecho. Ves a los equipos que han tenido éxito cada año. Ve lo que ocurre en Baltimore. Quiero decir, ese equipo siempre es bueno. Ese equipo está haciendo lo que sea necesario. Desean hacer lo que se requiere para ganar”.

Burrow eligió a Jordan Palmer para ser su entrenador pre-draft tan sólo un día después de que Palmer hiciera esos comentarios. Ese mismo día, Burrow estuvo en The Dan Patrick Show, donde Patrick le preguntó si prefería ser la 1ª selección global o jugar para el equipo correcto.

“Una combinación de ambos”, contestó Burrow. “Quieres ser No. 1, pero también quieres ir a una gran organización que está comprometida en ganar, comprometida en ganar Super Bowls”.

Las palabras de Burrow fueron como un espejo de las críticas de Palmer del día anterior. No se necesita ser un genio para unir los puntos aquí.

La siguiente pregunta. ¿Qué puede hacer Burrow al respecto? La NFL tiene un sistema laboral que hace que el draft sea casi imposible de evitar. Los jugadores tienen pocas opciones si no quieren jugar para el equipo que los selecciona, al menos que busquen otra profesión (Bo Jackson), amenazando con buscar otra profesión (John Elway) o indicando que necesitan ser negociados a otro lado (Eli Manning).

Quizá Burrow pudiera intentar hacer un “Eli Manning” y esperar que Miami Dolphins (que tienen 3 selecciones de 1ª ronda, incluyendo la 5ª global) negocien para reclutarlo.

Todo indica que Burrow pudiera solicitar ser negociado de 1 de 2 equipos en Ohio. Burrown creció en Ohio y se encargó de enfatizar en su discurso del Trofeo Heisman sobre lo orgulloso que se sentía ser de Athens, Ohio, ciudad que está a 3 horas de Cincinnati.

La gente asume que todos los equipos quieren ganar el Super Bowl igualmente, pero Burrow pudiera haber descubierto que eso no es cierto.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login