Publicidad

La maldición del Club de los 100 millones de dólares


Calvin “Megatrón” Johnson tiene asegurada su vida financiera, la de sus hijos y quizá hasta la de sus nietos, especialmente después de convertirse en el jugador profesional de fútbol americano con el contrato más grande en la historia de la NFL. Nada más el angelito firmó con los Leones de Detroit un contrato por ocho años y 132 millones de dólares.

No vamos a juzgar si se lo merece o no, probablemente sí. En la NFL todo se mide y lo que hizo la temporada pasada, esas recepciones de touchdown, especialmente aquella entre tres defensivos de los Vaqueros de Dallas, fueron una muestra de su gran talento. Sus números hablan por sí solos, su físico es el prototipo del receptor actual y su mancuerna con el pasador Matthew Stafford comenzó a arrojar resultados positivos en 2011.

El asunto es que parece haber una maldición entre los 10 jugadores previos a “Megatrón” que han firmado contratos por encima de los 100 millones de dólares, sin importar lo bueno que eran o si se lo merecían. La maldición radica en que ninguno de esos 10 contratos se ha cumplido en su totalidad por diferentes razones como retiros, lesiones y asuntos extradeportivos.

Hay tres de esos contratos que todavía están vivitos y coleando: Larry Fitzgerald, receptor de Arizona (128.5 mdd en ocho años), Eli Manning, pasador de Gigantes (106.9 mdd en siete años) y Ben Roethlisberger, pasador de Pittsburgh (102 mdd en ocho años), y ya sabemos de los asuntos extrafútbol de “Big Ben”.

Pero están los otros como Carson Palmer, entonces pasador de Cincinnati (118.75 mdd en nueve años firmado en 2005). “Espero que éste sea el último lugar en el que termine mi carrera profesional”, dijo Palmer en su momento. El año pasado fue negociado a los Raiders de Oakland después de serias disputas con su entrenador Marvin Lewis y el dueño de los Bengalíes Mike Brown.

Albert Haynesworth (tackle defensivo) firmó con Washington por 100 mdd en siete años y terminó en fracaso, siendo cortado por los Pieles Rojas, luego por los Patriotas y actualmente está en Tampa Bay intentando salvar su carrera.

Drew Bledsoe firmó por 10 años y 103 mdd en 2001 con los Patriotas y todos sabemos lo que ocurrió en 2001 cuando recibió un golpazo de Mo Lewis, lo remplazó un joven pasador de nombre Tom Brady y Bledsoe fue historia en Nueva Inglaterra y terminó su carrera sin pena ni gloria en Dallas tras una parada en Buffalo.

Minnesota firmó a Daunte Culpepper por 102 mdd y 10 años en 2003, y le reventaron los ligamentos de la rodilla, luego fue negociado a Miami donde fracasó rotundamente, lo enviaron a Oakland y a Detroit; actualmente juega en la UFL.

El caso más sonado fue el de Michael Vick, quien es el único jugador que ha firmado dos contratos de este tipo. El primero en 2004 con Atlanta fue de 10 años y 130 mdd y no lo cumplió al ir a la cárcel por organizar y administrar peleas de perros en su casa. Tras dos años en prisión, Filadelfia corrió el riesgo y tras una sorprendente campaña 2010, las Águilas lo firmaron por 100 mdd en seis años en 2011.

Y Brett Favre firmó en 2001 por 10 años y 101.5 mdd, quien comentó en aquel entonces: “quiero ser un Empacador toda mi vida, no me veo en otro equipo, no quiero”. El destino lo llevó en 2008 a los Jets y en 2009 y 2010 a los Vikingos y a varios escándalos extradeportivos.

Así que buena suerte “Megatrón”.

Peyton Manning al día

De los 12 equipos que lo llamaron la semana pasada, quedaban cuatro hasta el jueves (Denver, Arizona, Miami y Tennessee). El propio Peyton llamó a los Delfines la noche del jueves para decirles gracias, pero no gracias y el viernes la gente de Manning llamó a los Cardenales para informarles la misma situación.

Lo curioso de la situación es que los 49s aparecieron calladamente en el mapa. De hecho, Manning lanzó pases frente a Jim Harbaugh, entrenador de San Francisco, el martes por la noche. Así que la decisión estará entre Broncos, Titanes (la cual creo es su mejor opción) y los 49s.


Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Para dejar tu opinión sobre esta columna, favor de hacerlo a través del Twitter @pausa2minutos y en Facebook Pausa de-los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login