Publicidad

Extrañaremos a Tony Romo


2017 Dal DMN Tony Romo 1

PAUSA DE LOS DOS MINUTOS por GILDARDO FIGUEROA.

4 de abril de 2017.

Un jugador de fútbol americano sabe perfectamente el momento preciso para retirarse. Algunos estiran ese momento, otros no desean irse, hay quienes lo hacen con antelación, muchos esperan encontrar un camino para obtener esa redención, pero hay algo muy claro, te debes retirar de este deporte cuando pierdes un factor primordial: la confianza.

Antonio Ramiro Romo ya no tenía confianza en su cuerpo. Su brazo sigue siendo el mismo, su clavícula, su columna y sus piernas ya no estaban, eso le hizo perder toda confianza. Hay que saber irse a tiempo antes de que pases el resto de tu vida lisiado o en una silla de ruedas.

No cabe duda que extrañaremos a Tony Romo, una figura tan polarizante como quarterback de los Vaqueros de Dallas.

Definir al famoso número 9 es muy complejo. Por un lado es el tercero mejor de todos los tiempos en rating de quarterback sólo debajo de Aaron Rodgers y Tom Brady, sus números siempre fueron muy altos, es el líder de todos los tiempos en yardas, pases de touchdown y muchas otras estadísticas de los Vaqueros, pero por otro lado es el responsable de muchas derrotas desgarradoras en playoffs o en diciembre de Dallas.

También es un hecho que Romo le dio muchas oportunidades a los “Cowboys” en situaciones que no parecían muy favorables, tuvo entrenadores capaces, compañeros de gran nivel y su liderazgo se vino abajo al no demostrar valor en situaciones críticas. Derrotas en playoffs como en Seattle en 2006, ante los Gigantes en 2007 siendo favoritos y jugando en casa con decisiones erróneas, y así podemos seguir citando encuentros en Semana 17 con el boleto a playoffs en juego, recuerdo ante Washington y otro ante los Gigantes. En su carrera, sólo tuvo seis apariciones en postemporada, de los cuales logró nada más dos victorias, destacando que la última en 2014 con una ayudadita de los oficiales al final del partido ante Detroit.

Otro factor del que recordaremos siempre a Romo son las lesiones. De 156 partidos se perdió 42 por estar lesionado o estar recuperándose. Los últimos años estuvo más en el hospital que en el campo de juego.

Sin duda fue un pasador ideal para tenerlo en el Fantasy, pero no como el quarterback titular de tu equipo. Si eres fan de Dallas no podías tener alguna condición cardiaca. En los Vaqueros, lo único que se le pide a un mariscal de campo es ganar partidos de playoffs y obviamente Super Bowls. Don Meredith (1-3 en playoffs y jugó en 2 Finales de la NFL consecutivas), Craig Morton (3-2 y 1 Super Bowl perdido), Roger Staubach (11-6, 4 Super Bowls y 2 campeonatos), Danny White (5-5 y 3 Finales NFC seguidas), Troy Aikman (11-4 y 3 anillos) y Romo (2-6, nunca jugó el Campeonato de la Nacional).

Hay quienes ya piden que Romo vaya al Salón de la Fama, lo cual es descabellado. Si hubiera sido pasador de Tampa Bay o de Buffalo pudiera ser, pero nunca en Dallas.

Para finalizar, quiero dejar claro aquí, que no me sorprendería que firme un contrato con los Texanos de Houston en los próximos meses y regrese por una o dos temporadas más. Pero por el momento, creo que sí extrañaremos al señor Romo, para bien o para mal.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Visita www.pausadelosdosminutos.com y deja tu opinión sobre esta columna a través de las cuentas de Twitter @pausa2minutos y @GFigueroaFins y en la página de Facebook Pausa de los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login