Publicidad

El Comisionado Goodell bajo fuego


PAUSA DE LOS DOS MINUTOS por GILDARDO FIGUEROA.

1 de febrero de 2017.

HOUSTON, Texas.- Parece que todo el mundo ataca al Comisionado de la NFL Roger Goodell estos días, al grado que hasta el mismo Presidente de Estados Unidos Donald J. Trump ha aprovechado algunos espacios para pegarle.

En una entrevista publicada en el New York Times, Trump calificó a Goodell como “débil” y “un tonto”, y siguió el presidente, “cuando llegó el acuerdo de Ray Rice, toda la gente dijo: Es un estúpido. Es débil. Fue un acuerdo tan débil. Así que ahora se le ha ido de sus manos (el caso de Tom Brady, quarterback de los Patriotas de Nueva Inglaterra). El Comisionado es un bobo. Es un tipo estúpido”.

En cambio, el mismo Presidente Trump se expresó de maravilla acerca de Brady, del dueño de los “Pats” Robert Kraft y del entrenador en jefe Bill Belichick, y de todos a los que considera sus amigos.

Según las palabras del presidente, él mismo instruyó a través de una tercera persona que Brady luchara por quitarse ese castigo y demandara a la NFL por 500 millones de dólares. El quarterback de los Patriotas se negó y aceptó la suspensión.

Nadie sabe a ciencia cierta si la relación de las tres figuras centrales de los “Pats” (Kraft, Belichick y Brady) con Trump puede beneficiarles o perjudicarles, pero la realidad de los hechos es que cada vez, más y más personas, se ponen del lado de los cuatro veces campeones del Super Bowl y que pueden convertirse en el cuarto equipo en ganar cinco campeonatos el próximo domingo.

Pero el tema central de este miércoles, fue que la prensa de Boston le pegó duro y tupido al Comisionado Goodell.

Hubo algún reportero que incluso le dijo: “Jugadores destacados de la liga, las bases de aficionados en San Diego, San Luis, Nueva Inglaterra, los medios de comunicación, todos coinciden en que parece que hay una erosión en la confianza pública en usted y en su oficina”.

Muchos jugadores han realizado declaraciones contra el Comisionado desde que tomó el cargo en 2006, pero quizá el caso del Deflate-gate de Tom Brady lo ha puesto en el foco de todos los golpes y críticas, y en estos momentos en que se sabe bien que es muy amigo del señor Donald Trump, no era difícil imaginarse que vendrían las declaraciones contra Goodell.

El futuro del Comisionado es incierto. No es un personaje muy popular. La prensa de Boston se le ha ido encima una y otra vez. Pero en términos reales, su administración ha sido sólida, le ha dado certidumbre a la liga en muchos otros factores, y hasta en la misma disciplina, de la cual ni el mejor jugador que tiene la NFL en estos momentos (Tom Brady) se salva.

Lo que es un hecho innegable es que de esta situación todos ganamos, quizá con la excepción de Goodell, cuya imagen y aprobación popular ha ido en detrimento. Pero al final del día, lo único importante para el Comisionado de la NFL es que los 31 dueños y el presidente de los Empacadores de Green Bay estén satisfechos con su labor, ya que ellos son precisamente los que le pagan su salario.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Visita www.pausadelosdosminutos.com y deja tu opinión sobre esta columna a través de las cuentas de Twitter @pausa2minutos y @GFigueroaFins y en la página de Facebook Pausa de los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login