Publicidad

Green Bay se impuso a todos y ante todo


2016 17 GBaDal NFLPh Aaron Rodgers 1

PAUSA DE LOS DOS MINUTOS por GILDARDO FIGUEROA.

15 de enero de 2017.

El triunfo de Green Bay sobre los Vaqueros de Dallas es de esos que nos hacen creer en la justicia en este mundo. Los “Cabezas de queso” se impusieron a un buen equipo de Dallas, a un público ruidoso y hostil, pero al mismo tiempo era una afición hambrienta de triunfo que se mantuvo callada gran parte del partido, y principalmente los Empacadores se levantaron ante un equipo de árbitros muy malos.

Hay que quitarse el sombrero ante el mejor quarterback de la NFL, quien curiosamente juega para el mejor equipo en la historia de esta liga: Aaron Rodgers y juega para Green Bay.

Vivimos una época fenomenal para ser mariscal de campo en la NFL, y a pesar de ello sólo hay unos cuantos que destacan, pero por encima de todos, los últimos ocho años hay una liga para Rodgers y otra para los demás, incluyendo a Tom Brady, Ben Roethlisberger, Eli Manning, Peyton Manning, Drew Brees y Matt Ryan.

Esta tarde en el “Egodomo de Jerry Jones”, mejor conocido como el AT&T Stadium, Rodgers se echó una vez más a toda la historia de los “Packers” al hombro.

Green Bay hizo el Plan de Juego perfecto, lo ejecutó mejor y obtuvo los resultados. Esto no es producto de la casualidad, es la suma de talento, trabajo eficiente en equipo, un buen vestidor y la energía correcta.

Rodgers sigue implantando récords, ganando partidos con un equipo que parece un hospital y nuevamente está a un triunfo del Super Bowl. Otro juego de 300 yardas, dos anotaciones por aire, constantes pases para 1º y 10 y un liderazgo único con una serenidad que quizá sólo he visto en Roger Staubach y Joe Montana y con un brazo sólo como Joe Namath y Dan Marino.

Hay que reconocer a Mike McCarthy que es uno de los mejores entrenadores en jefe en la actualidad. Con este triunfo en Dallas llegó a 10 victorias en postemporada, convirtiéndose en el coach de los “Cabezas de queso” con más triunfos en playoffs en la historia, y ahí supera a dos leyendas como Vince Lombardi (9-1) y Mike Holmgren (9-5).

Lo más impresionante de la tarde no fueron los pases perfectos de Rodgers, ni la impresionante ofensiva de los Empacadores, sino la forma en que se comportó cuando los árbitros estuvieron marcando mal una y otra vez en contra de sus receptores, dejando pasar castigos de Dallas de sujetando o interferencia de pase, los que a la larga ayudaron a que los Vaqueros pudieran regresar en el partido.

Pero el verdadero héroe esta tarde fue el señor Mason Crosby. Anotó dos goles de campo de más de 50 yardas (56 y 51 yardas) con menos de 1:33 minutos por jugar, algo que no se ve muy seguido que digamos. Y si le agregamos el de Dan Bailey de 52 yardas entre los dos de Crosby, tuvimos un juego sin precedentes.

Ahí hay que darle mérito a Dak Prescott y a los jóvenes Vaqueros, que no dejaron de luchar en todo el partido, a pesar de que les comieron el mandado en golpeo, fundamentos, pero principalmente en coacheo. Simplemente Jason Garrett no ha dado el ancho, sigue siendo el títere de Jerry Jones.

Rod Marinelli, el coordinador defensivo, sacó su largo y viejo colmillo al final del segundo cuarto y en la segunda mitad y también fue parte del regreso de Dallas en el partido. Scott Linehan, coordinador ofensivo, supo mantener en control a su pasador novato y mantenerlo en el partido.

Este equipo de los Vaqueros tiene futuro, el cual es muy prometedor. Ahora viene la labor más difícil para la familia Jones, Garrett y toda la organización, la cual es dar el siguiente paso de un equipo bueno de playoffs a uno campeón. Dallas nos sorprendió positivamente con una temporada excepcional.

Pero nos tenemos que quitar el sombrero y reconocer la gran labor de los Empacadores. La defensiva respondió en el momento justo, sin permitirle a Dallas touchdowns y limitándolos solamente a goles de campo cuando estaban en la zona roja.

Green Bay es el único equipo que no tiene un dueño único, la franquicia más ganadora de todos los tiempos, parece que hay algo místico en esa ciudad, ese uniforme verde y amarillo, la G en el casco, tantos nombres en el Salón de la Fama, y todo lo que siguen sumando partido a partido, temporada tras temporada.

Nos espera una Final de la Conferencia Nacional espectacular entre Green Bay y Atlanta, y probablemente las emociones sigan aumentando.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Visita www.pausadelosdosminutos.com y deja tu opinión sobre esta columna a través de las cuentas de Twitter @pausa2minutos y @GFigueroaFins y en la página de Facebook Pausa de los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login