Publicidad

Ryan y Atlanta respondieron


2016 19 SeaAtl NFLPh Matt Ryan 1

PAUSA DE LOS DOS MINUTOS por GILDARDO FIGUEROA.

14 de enero de 2017.

El tan criticado mariscal de campo de los Halcones de Atlanta, Matt Ryan, cumplió y lo hizo ante una defensiva fuerte como la de Seattle. Mucho ha sido cuestionado este gran mariscal de campo de que no puede ganar los juegos grandes, partidos de playoffs, pero su actuación esta tarde ante los Halcones Marinos, que es un equipo con experiencia y que hace cuatro años fue campeón y lleva cinco postemporadas consecutivas, fue fenomenal.

Los números no lo dicen todo. Efectivamente más de 300 yardas y con 3 touchdowns por aire son muy importantes, pero la forma en que se desempeñó Ryan fue magistral. Lo que quiero destacar es su comportamiento en la bolsa de protección, la colocación de sus pases, su liderazgo y su carácter.

Personalmente, me gustó mucho cuando Ryan llamó a todos sus compañeros de la ofensiva y comenzó a hablarles, y como dijo al final del encuentro el corredor Devonte Freeman, fue solamente para recordarles que faltaba mucho partido por delante, especialmente porque era el segundo cuarto.

La defensiva de Atlanta respondió. Las dos intercepciones sobre Russell Wilson ocurrieron cuando el partido ya estaba dominado por Atlanta en la segunda mitad, pero eso no le quita el valor a recuperar el balón, especialmente porque en ambas ocasiones, se dieron justamente cuando la diferencia era de 16 puntos a favor de los Halcones y Seattle estaba moviendo el balón. Así que no podemos decir que no fueron importantes porque no ocurrieron cuando el partido estaba en la línea.

De hecho, las dos intercepciones pueden considerarse aciertos de Atlanta. La primera fue la fuerte presión sobre Russell Wilson y la segunda había un grupo de defensivos alrededor de los receptores de Seattle y después de varios rebotes del balón, lo aprovechó Jones muy bien para sellar el partido.

Es un triunfo importante para Atlanta, Seattle no es un equipo cualquiera. No hay que minimizar el hecho de que los Halcones Marinos no pudieron contar con su profundo estelar Earl Thomas, que desde que se lesionó en temporada regular, simplemente lo que queda de la “Legión del Boom” no pudo interceptar un pase. En este encuentro fue lo mismo. Ni Richard Sherman, ni Cam Chancellor, mucho menos Lane, estuvieron tantito cerca de llevarse un pase de Ryan.

El comienzo de los Halcones Marinos fue impresionante. Wilson orquestó una serie ofensiva por nota y terminó en siete puntos, consumiendo más de la mitad del primer cuarto, pero simplemente la defensiva no pudo contener a Ryan y compañía.

Atlanta corrió el balón, pasó corto, pasó largo, alternó jugadas, jugadores distintos cargaron el balón y simplemente no hubo forma que Seattle pudiera contener este explosivo y diverso ataque.

Ryan, Freeman y Julio Jones se echaron el equipo al hombro desde el principio, respondieron como lo hacen los grandes y produjeron lo que quisieron y a placer.

Hubo un momento clave en el aspecto psicológico. El exhalcón de Atlanta, Devin Hester, devolvió una patada de despeje hasta la yarda 10 de los Halcones, pero hubo un castigo que les costó 80 yardas. Lo peor vino dos jugadas después cuando el guardia derecho pisó a Wilson y cayó en su propia zona de anotación y al hacer down por parte de Garland, fue un safety.

La siguiente serie ofensiva de Atlanta terminó en gol de campo y luego de detener la ofensiva rival, agregaron un touchdown y el juego ya era dominado por el equipo local. Nunca se pudo recuperar Seattle de ese segundo cuarto donde todo cambió, ya que de tener la ventaja 10-7, unos minutos después estaba 19-10 al medio tiempo y los Halcones tendrían el balón al iniciar el tercer periodo.

Los Halcones Marinos hicieron mucho más de lo que se esperaba de ellos. Se nota la ausencia del retirado corredor Marshawn Lynch “Beast Mode” y en la defensiva la lesión de Thomas y otros en agencia libre como Byron Maxwell afectaron que pudieran seguir en playoffs.

Atlanta es un equipo con una ofensiva que se puede comparar con otras históricas como la de los Carneros de 1999 a 2004 o como la de los Vikingos de 1998 o los Patriotas de 2007. Eso no siempre es suficiente para llegar al Super Bowl y mucho menos ganarlo. Se requiere de un buen balance y la defensiva respondió con sus dos intercepciones, tres capturas y siete situaciones de presión a Wilson.

Los Halcones regresan a la Final de la Conferencia Nacional por vez primera desde 2012 cuando cayeron ante los 49s, y tiene potencial para seguir con vida.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Visita www.pausadelosdosminutos.com y deja tu opinión sobre esta columna a través de las cuentas de Twitter @pausa2minutos y @GFigueroaFins y en la página de Facebook Pausa de los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login