Publicidad

Seattle fue mucha pieza para Detroit


2016 18 DetSea TN Doug Baldwin 1

PAUSA DE LOS DOS MINUTOS por GILDARDO FIGUEROA.

7 de enero de 2017.

Seattle nos hizo recordar al Seattle de los hace dos o tres años. Fue un triunfo en equipo, con paciencia, aprovechando lo que el rival les dejaba.

El equipo dirigido por Pete Carroll era mucho para los Leones de Detroit. Simplemente no se veía la forma que Matthew Stafford y compañía pudieran salir triunfadores de Seattle, lugar donde los Halcones Marinos han ganado 10 partidos de forma consecutiva en playoffs, mientras que los Leones llegaron a nueve derrotas en fila en postemporada y no han ganado de visitante desde 1957.

No fueron grandes números ni estadísticas de récords para los Halcones Marinos, pero no se necesita hacer eso cuando un equipo es muy superior en talento que otro.

Seattle avanzó con una victoria “fácil”, si podemos llamarla así.

El marcador final fue 26-6 y el siguiente rival es Atlanta. Hace cuatro campañas los Halcones Marinos perdieron en la misma ronda divisional ante los Halcones, equipo que tiene esta temporada al mejor quarterback de la liga en Matt Ryan, posiblemente el Jugador Más Valioso.

Los veteranos como el quarterback Russell Wilson, el esquinero Richard Sherman, el linebacker Bobby Wagner, el liniero defensivo Michael Bennett y compañía siguen demostrando que integran un equipo con experiencia para competirle al tú por tú a cualquiera, llámese Dallas, Atlanta, Gigantes o Green Bay, cualquiera que sea, y al mismo tiempo dejaron claro y mandaron un mensaje al resto de la NFC y de la liga que cuentan con la capacidad para regresar a un tercer Super Bowl en cuatro años.

El highlight del partido fue la recepción del desconocido Paul Richardson en el segundo cuarto, quien a pesar de que era interferido por el defensivo de Detroit, hizo quizá la mejor atrapada de la campaña, a una mano y la cual valió seis puntos. Richardson y Doug Baldwin se dedicaron a brindar espectáculo con jugadas para la historia el resto del encuentro, culminando con otra recepción de anotación a una mano por parte de Baldwin para sellar el triunfo en la parte final del cuarto periodo.

A partir del momento de la recepción de Richardson, Seattle tomó la ventaja y aunque los Leones se acercaron 10-6 en el tercer periodo, los Halcones Marinos respondieron con 16 puntos en el cuarto lapso para enfriar cualquier intento de regreso de Detroit y formar parte de los cuatro mejores de la Conferencia Nacional por quinto año consecutivo.

Se terminó la campaña para los Leones y fue de una forma que no esperaban. Se fueron quedando sin fuerza y de haber podido asegurar el título de la División Norte de la NFC con dos semanas de anticipación, perdieron encuentros clave y especialmente el último de campaña regular en casa ante Green Bay. Su partido de esta noche en Seattle lucía algo así como una misión más que imposible.

Para Seattle, se trata de seguir escribiendo su historia reciente y tanto para Wilson como para Carroll es tratar de redimirse de la derrota en el Super Bowl XLIX en aquella intercepción en la línea de gol del novato Malcolm Butler para que los Halcones Marinos cayeran 28-24 ante Nueva Inglaterra.

Los verdaderos retos vienen ahora para un inconsistente equipo de Seattle, donde tendrán que medirse a equipos de mayor nivel esta campaña, para iniciar en Atlanta el próximo sábado.

////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Visita www.pausadelosdosminutos.com y deja tu opinión sobre esta columna a través de las cuentas de Twitter @pausa2minutos y @GFigueroaFins y en la página de Facebook Pausa de los Dos Minutos.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login