Publicidad

“Estoy listo para regresar a Raiders al buen camino”: Jon Gruden


2017 Oak SFCh Davis Gruden McKenzie 1

OAKLAND, California, 9 de enero de 2017 (San Francisco Chronicle).- Después de varias semanas de especulación, finalmente Jon Gruden fue presentado como entrenador en jefe de los Raiders de Oakland, quien aseguró que se siente en deuda con la organización y que trabajará para ganar con este equipo.

El “Compromosio con la Excelencia” regresó a Oakland.

“Una vez un Raider, siempre un Raider. Nunca había sido más apropiado que hoy”, proclamó Mark Davis cuando anunció la contratación de Gruden. “Raider Nation, éste es un gran negocio”, añadió alegremente el propietario del equipo.

Gruden fue recibido nuevamente para su segunda etapa como entrenador de los Raiders con una elaborada conferencia de prensa introductoria.

El coach recibió la bienvenida de Mark Davis con un video de los momentos más destacados de su primer mandato en Oakland, casi 20 años después de que Al Davis presentara por primera vez como entrenador en jefe al mismo tipo con sólo 34 años de edad.

Davis habló del entrenador que una vez brilló con los Raiders como el encargado del futuro de la escuadra ante un grupo de miembros de los medios y exjugadores después de casi 17 años a la deriva.

“Nunca quise dejar a los Raiders. Nunca pensé que volvería”, dijo Gruden. “Pero aquí estoy y estoy listo para ponerme manos a la obra”.

Gruden entrenó a los Raiders de 1998 a 2001 antes de ser intercambiado a Tampa Bay hace 16 años. Alrededor de 50 exRaiders estuvieron presentes en el evento, incluyendo a varios de los exjugadores de Gruden como Charles Woodson, Jerry Rice, Tim Brown y Rich Gannon.

“Sólo quiero decir que hay cuatro razones principales por las que estoy entrenando hoy. Número 1: Adoro el fútbol americano. Amo a los jugadores que lo juegan. Me encanta la preparación. Me encanta todo el viaje. Amo el fútbol americano. Y amo a la ciudad de Oakland. Tuve un hijo aquí. Algunos de mis mejores recuerdos en la vida son en Oakland.

“Me encantan los Raiders. La marca es global: en todos los lugares a los que fui como analista de televisión en Lunes por la Noche, la Raider Nation salía de la tierra. Amo a los Raiders y, sobre todo, me encanta ganar. Voy a hacer todo lo que pueda, sin garantías, ni promesas, pero quiero ganar aquí”, dijo Gruden.

Los Raiders intercambiaron a Gruden a Tampa Bay en 2002, donde venció a Oakland en el Super Bowl XXXVII en su primer año al frente de los Bucaneros. Después de siete años con los Bucaneros, Gruden fue despedido. Pasó las últimas 9 temporadas en una cabina de transmisión como comentarista de ESPN.

Cada nueva temporada baja trajo especulaciones de que Gruden podía volver a las líneas laterales. No fue hasta que Davis convenció al exentrenador con un contrato de 10 años y 100 millones de dólares para que Gruden finalmente regresara al lugar donde comenzó su carrera de entrenador en jefe.

“En mi corazón siento que esto es lo que hay que hacer”, señaló Gruden cuando se le preguntó por qué este momento finalmente era el correcto. “Esto es lo que quiero hacer, esta es la organización de la que quiero ser parte y en la que estoy totalmente involucrado. Esto es algo que siento profundamente, fuertemente y voy a hacer todo lo que pueda para contratar un excelente cuerpo de entrenadores y poner a los Raiders nuevamente en el buen camino”.

Gruden agregó: “Me preparé para volver. Estoy listo para rodar. Estoy listo para partir. Estoy en un momento de mi vida en el que necesitaba otro desafío”.

Gruden admitió que mucho ha cambiado desde su último entrenamiento: el juego es más rápido, los jugadores del milenio son una nueva generación, los horarios de práctica son completamente diferentes desde que entró en vigencia el contrato colectivo de trabajo en 2011. Ninguna de esas desviaciones disuadió al nuevo líder de los Raiders.

“Tengo mucho que demostrar”, admitió Gruden. “No he entrenado desde 2008. No he ganado un juego desde 2008, tampoco lo he perdido. Sólo quiero mantener eso en perspectiva. Tengo que contratar un gran cuerpo de entrenadores, eso ha sido el criterio número 1 que he tratado de llevar a todos los lugares en los que he estado como entrenador: se trata de la gente. Se trata del personal. Se trata del ritmo que establecemos como cuerpo de entrenadores, así que con eso dicho, tengo mucho que demostrar, lo sé. Pero el juego aún lo deciden los jugadores entre líneas y todos tenemos que adaptarnos todos los años “.

Gruden confirmó que el exentrenador de quarterbacks de los Carneros de Los Angeles, Greg Olson, será su coordinador ofensivo, y el excoordinador de los Bengalíes de Cincinnati, Paul Guenther, dirigirá la defensiva de los Raiders. Además, Gruden reveló que planea mandar las jugadas del equipo.

Gruden se negó a entrar en detalles de su contrato monstruoso, con tono tímido, y bromeó (¿tal vez?) Que tiene una cláusula de no intercambio en su trato esta vez.

El entrenador también se mantuvo al margen de discutir cualquier detalle sobre la naturaleza del equipo que asumirá, que viene de una decepcionante temporada de 6-10, pero elogió al mariscal de campo Derek Carr.

“Tiene un gran talento para el brazo. Es atlético. Tiene habilidades naturales de liderazgo. Es joven. Está en su mejor momento”, comentó Gruden sobre Carr. “Ahora está sano. Creo que he estado en muchos sistemas diferentes: ha jugado para varios entrenadores diferentes o no ha tenido mucha continuidad a su alrededor. Creo que tiene un enorme potencial. Creo que con Greg Olson y el sistema que vamos a implementar, va a exigir mucho de él y creo que eso es lo que va a desbloquear la grandeza en él. [Estoy] muy, muy emocionado de tenerlo como nuestro quarterback”.

La emoción y la determinación con la que habló Gruden subraya las razones por las que ha sido buscado como entrenador a pesar de estar a casi una década fuera de la banca. La capacidad de hacer que los jugadores quieran atravesar paredes para él es un talento subestimado.

El estilo radiante de Gruden hizo que Davis proclamara “éste es el mejor día de mi vida”.

La última vez que Gruden figuró en la lateral como Raider fue uno de los peores recuerdos de la franquicia: en una derrota en tiempo extra contra los Patriotas de Nueva Inglaterra en un nevado Foxborough, en lo que se conocería como el “Juego Tuck Rule”.

El entrenador de 54 años dijo que la amargura de esa derrota, seguida del cambio a Tampa, lo obligó a regresar a Oakland para terminar el trabajo.

“No hay asuntos pendientes”, dijo Gruden con naturalidad. “Y como entrenador, fui cambiado. Me han despedido. Me he perdido terriblemente el juego. Pero realmente me he perdido a los Raiders. Mi carrera terminó en esa noche en Nueva Inglaterra. Todavía me molesta.

“Estoy muy contento de estar de vuelta aquí. Espero que la gente entienda la emoción dentro de mí. Siento que no tengo negocios. También siento mucha lealtad y siento mucha responsabilidad por hacer que los Raiders vuelvan a funcionar. Hace tiempo que nos desempeñamos consistentemente en un nivel alto y eso es todo lo que realmente me importa. Voy a hacer todo lo posible para ayudar a que este equipo vuelva a funcionar”, sentenció.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login