Publicidad

Pittsburgh no permitió la sorpresa y Cleveland se va 0-16


2017 17 ClePit PPG DeShone Kizer 1

PITTSBURGH, Pennsylvania, 31 de diciembre de 2017.- Los Browns de Cleveland se unieron a los Leones de Detroit de 2008 como los únicos equipos en la historia de la NFL en culminar con marca 0-16 cuando no pudieron encontrar el modo de derrotar a unos Acereros de Pittsburgh repletos de reservas en un tropiezo por 28-24.

Cleveland tuvo una oportunidad en el 4º cuarto, pero el pase de 4ª oportunidad del quarterback DeShone Kizer fue dejado caer por Corey Coleman tras haber estado desmarcado y tener el balón justo en sus manos sin nadie a su alrededor.

Y por ocasión 16 en 2017, los Browns salieron del campo en busca de respuestas que son tan elusivas ahora como en cualquier momento desde el regreso de la franquicia a la NFL hace casi dos décadas.

Se espera que el head coach Hue Jackson regrese pese a una marca total de 1-31 en los últimos dos años y los Browns tienen 2 de las primeras 4 selecciones en el Draft 2018.

Kizer finalizó con 314 yardas por aire y 2 touchdowns a Rashard Higgins, pero también lanzó 1 intercepción en 4ª oportunidad, su 22 de la campaña, la mayor cantidad en la NFL.

Los campeones de la División Norte de la Conferencia Americana, Steelers (13-3), sentaron a los titulares Ben Roethlisberger y LeVeon Bell entre otros, pero poco importó. Landry Jones completó 23 de 27 pases para 239 yardas con 1 touchdown y 1 intercepción, y el receptor abierto novato JuJu Smith-Schuster atrapó 9 pases para 143 yardas y 1 anotación. También devolvió una patada de kickoff 96 yardas para touchdown.

Pittsburgh capturó a Kizer 6 veces, elevando su total en la campaña a 56, lo que es marca de la franquicia.

A casi cuatro meses de una dura derrota 21-18 ante Pittsburgh en el juego inaugural de la temporada regular, en lo que fue un partido que hacía pensar que los Browns estaban listos para mejorar en el segundo año de Jackson, Cleveland saltó al Heinz Field buscando su primer triunfo en 372 días.

La espera seguirá por otros 8 meses luego de 3 horas que simbolizaron la históricamente miserable campaña de Cleveland.

Aunque hubo destellos de competencia, incluyendo un par de robos de balón y largos pases de Kizer a Higgins y Josh Gordon, los Browns simplemente no pudieron limpiar sus errores. Dos veces en la primera mitad cometieron castigos en 3ª oportunidad que extendieron series de Pittsburgh. 3 veces en el 4º cuarto tuvieron el balón con la posibilidad de tomar la ventaja.

Las primeras 2 terminaron con entregas de balón, dando a Cleveland 41 (el total más alto de la NFL) para la temporada. La tercera acabó cuando Kizer de algún modo escapó a la presión en 4ª oportunidad en la yarda 27 de Pittsburgh sólo para ver el balón pegar en las manos de Coleman para caer al suelo, una última oportunidad desperdiciada en un año repleta de ellas.

Aunque se espera que Jackson, quien saltará en el Lake Erie en algún punto del futuro cercano para pagar su apuesta de que los Browns no se irían 1-15 como hicieron en 2016, regrese en 2018, así que es momento de encontrar talento desde ahora para evitar otro fracaso más de esta franquicia.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login