Publicidad

Los dueños de la NFL autorizan mudanza de los Raiders a Las Vegas


2017 Raiders Las Vegas 1

PHOENIX, Arizona, 27 de marzo de 2017 (NFL Media).- Ya es oficial: los Raiders dejarán Oakland para mudarse a Las Vegas en 2020 después de que el resto de las franquicias (excepto una) lo aprobaran, anuncio que finalmente hizo oficial la NFL.

La Asamblea de Dueños terminó en una votación por 31 a 1 en favor de la mudanza de los Raiders. El único voto negativo fue el de los Delfines de Miami por parte de su propietario, el señor Stephen Ross.

“Mi posición hoy fue que como dueños y como liga les debemos a nuestros aficionados hacer todo lo posible para quedarnos en las comunidades que nos han apoyado hasta que todas las opciones hayan sido agotadas”, declaró el propietario de los Dolphins, Stephen Ross, a través de un comunicado dirigido al Miami Herald para explicar su voto negativo. “Quiero desearles a Mark Davis y la organización de los Raiders todo lo mejor en Las Vegas”.

El cambio de sede de la franquicia viene con la promesa de que Las Vegas construya un nuevo estadio. Así, el equipo seguiría en Oakland en 2017 y 2018, se iría a un estadio provisorio en 2019 para luego mudarse a Las Vegas en 2020, ya con casa nueva.

De esta manera, los Raiders se convierten en la tercera franquicia en cambiar de ciudad en los últimos años. En 2016, los Carneros dejaron San Luis para regresar a Los Angeles, donde ya habían estado entre 1946 y 1995. Los que también vuelven a Los Angeles son los Cargadores, tras más de medio siglo en San Diego.

El dueño de los Raiders Mark Davis necesitaba al menos 24 votos, y pasaron varias horas de reuniones y presentaciones el lunes en la reunión anual de dueños de la NFL en Arizona.

“Los Raiders nacieron en Oakland y Oakland siempre será parte de nuestro ADN”, dijo Davis. “Sabemos que varios aficionados se decepcionarán e incluso estarán enojados, pero esperamos que no dirijan esa frustración hacia los jugadores, entrenadores y staff”.

El Comisionado de la NFL Roger Goodell dijo que el equipo necesitaba tiempo para construir su estadio en Las Vegas, y como señaló el vicepresidente ejecutivo de la liga Eric Grubman que se espera que el proyecto esté listo para 2020.

Los aficionados de Oakland que habían comprado boletos para toda la temporada antes del anuncio de mudanza recibirán el rembolso total si así lo solicitan, comentó Davis.

Goodell escribió una carta a la alcaldesa de Oakland Libby Schaaf el viernes por la noche que expresaba su decepción sobre las más recientes propuestas financieras sobre el estadio.

“El plan no presenta una propuesta que es clara y específica, que se pueda ejecutar en un tiempo razonable, y libre de mayores contingencias. A pesar de todos estos esfuerzos, nuestros y de ustedes, todavía no hemos identificado una solución viable”, escribió Goodell. “Es decepcionante para mí y para nuestros clubes tener que llegar a esta conclusión”.

La carta fue en respuesta a detalles adicionales que Schaaf publicó el viernes acerca de los esfuerzos de último minuto por parte de la ciudad para mantener a los Raiders en Oakland en el cual iba de por medio un valor total de mil 300 millones de dólares. Schaaf escribió a Goodell que había 55 acres “inmediatamente disponibles” al sur del Oakland-Alameda Coliseum para la construcción de un nuevo estadio y la propuesta también indicaba que el Fortress Investment Group ofrecería 600 millones de dólares para el proyecto.

Schaaf solicitó este lunes a los dueños que retrasaran su voto. Después de que la mudanza fue otorgada, la alcaldesa ofreció una declaración diciendo que la ciudad “merece algo mejor”.

“Me siento orgulloso de que nos mantuvimos firmes en rechazar el uso de dinero público para subsidiar la construcción del estadio y que nosotros no cedimos ante sus irrazonables e innecesarias demandas que nosotros elegimos entre nuestras franquicias de fútbol americano y de béisbol”, escribió Schaaf. “Siendo de toda mi vida Oaklander, me duele el corazón hoy por la Nación Raiders. Estos son los aficionados más comprometidos y apasionados que cualquier ciudad o equipo esperaría tener”.

Davis y los Raiders quedaron sorprendidos por un proyecto de un estadio de Mil 900 millones de dólares (750 millones de dólares en fondos públicos) para ser construidos cerca de la franja en Las Vegas. El proyecto cobró un momento significativo cuando Davis aseguró un inversionista de remplazo para un compromiso de 650 millones de dólares que fue ofrecido por Sheldon Adelson, un magnate de casinos, en enero pasado.

Los Raiders han estado en Oakland durante 44 de los 57 años de operación de esta franquicia, incluyendo los 22 más recientes. Los Raiders iniciaron su historia en la AFL en Oakland en 1960, pero se mudaron a Los Angeles para la temporada 1982. Ellos jugaron ahí 13 años antes de que el previo dueño, el padre de Mark, Al Davis, llevara de regreso a Oakland a los Raiders en 1995.

“Mi padre siempre dijo que la grandeza de los Raiders está en su futuro, y la oportunidad de construir un estadio de clase mundial en la capital mundial del entretenimiento es un paso adelante significativo de lograr esa grandeza”, declaró Davis.

Esto es un momento surrealista involucrando a una de las franquicias más icónicas de la NFL, a pesar de que las mudanzas de equipos de la NFL se están convirtiendo en rutina.

Ahora, los Raiders intentarán lograr algo sin precedentes: ganar un Super Bowl para un ciudad justo antes de mudarse.

Los Raiders presumiblemente tendrían que encontrar después un lugar para jugar en el 2019 y Davis prácticamente ha descartado utilizar el estadio actual de UNLV, el Sam Boyd Stadium, debido a sus vestidores viejos y la falta de un perímetro de seguridad apropiado. Los Raiders podrían jugar un partido de pretemporada al año en el Sam Boyd Stadium antes de mudarse a Las Vegas permanentemente.

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login