Publicidad

La investigación del robo del jersey de Brady


2017 NEn Web Brady Ortega 1

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de marzo de 2017 (Pausa de los Dos Minutos).- La investigación se pudo iniciar gracias a videos de seguridad del NRG Stadium y de la cadena que transmitió el Super Bowl LI, FOX Sports, así como de algunas otras cadenas de televisión.

Los videos de seguridad fueron los primeros en difundirse, destacando que no había dentro de la zona del vestidor de los Patriotas, pero existen muchos videos de múltiples medios disponibles que ayudaron a iniciar la investigación.

El Departamento de Policía de Houston (HPD), con ayuda de otras agencias policíacas, solicitaron el apoyo a televisoras que pudieran haber tenido video de antes, durante y después del robo.

El jefe del HPD, Art Acevedo, dijo que se examinaron horas y horas de video, con la ayuda de Seguridad de la NFL, seguridad de los Patriotas, el FBI y un abogado asistente de Estados Unidos, y todos juntos encontraron que el jersey de Tom Brady estaba fuera de Estados Unidos y lo había tomado Martín Mauricio Ortega, director del diario La Prensa, de México.

Personal de Seguridad de la NFL, Seguridad de los Patriotas y el FBI revisaron a todas las personas que recibieron una credencial para el Super Bowl LI, lo que es igual a 20 mil gafetes, analizando uno por uno junto, lo cual resultó en unas 1,400 con base en la descripción de la persona que vieron que entró al vestidor de forma sospechosa.

Al llegar a la fotografía de la credencial 847, identificaron a Mauricio Ortega.

El FBI indagó de inmediato en las redes sociales de Ortega una vez que recibieron información de que había un post en su cuenta de Facebook personal jactándose de tener el jersey del Super Bowl XLIX, pero dicha cuenta recién había sido eliminada por completo.

Ortega fue cateado el domingo 12 de marzo de 2017 en su casa en Condado de Sayavedra, Atizapán de Zaragoza, Estado de México, por elementos de la Procuraduría General de la República Mexicana que trabajaron en colaboración con el Federal Bureau of Investigation (FBI), y el propio Ortega hizo entrega de los dos jerseys de Brady, incluyendo el que utilizó en el Super Bowl XLIX hace un par de campañas. Posteriormente, acudieron a la casa de su hija Karla, donde se hizo entrega del casco que portó Von Miller, de los Broncos de Denver, Jugador Más Valioso del Super Bowl 50 hace un año.

Ortega renunció a su cargo el martes 14 de marzo a las 8:30 pm, tal como lo indicó el boletín oficial de la Organización Editorial Mexicana (OEM), en el cual se señala que ningún ejecutivo o alto directivo tuvo conocimiento de los actos perpetrados por el entonces director de La Prensa, uno de tantos diarios de OEM. En el mismo comunicado, el cual fue presentado en las cuentas oficiales de Twitter, así como en el programa ESTO en Radio el pasado lunes 20 de marzo y publicado en todas las publicaciones de la organización, indican que Ortega solicitó vacaciones y desconocían que estuviera siquiera acreditado para el Super Bowl LI, por lo tanto no formaba parte del equipo de la Editorial que cubriría este evento deportivo para sus distintos diarios y estaciones radiofónicas.

Ortega no ha sido detenido (actualizado al miércoles 22 de marzo) y ni ha sido denunciado por nadie todavía.

Una fuente que prefirió permanecer en el anonimato de la PGR, señaló que representantes de Tom Brady señalaron que no levantarían cargos contra Ortega siempre y cuando devolviera los jerseys.

El pasado lunes 21 de marzo, concluyó la búsqueda y los jerseys fueron enviados por parte de la PGR a Boston para ser examinados y que especialistas determinaran si eran auténticos. Mismo caso con el caso de Miller, pero fue enviado a Denver. Siguen sin aparecer los tenis que usó Miller en el Super Bowl 50, que es lo que más le interesa al linebacker mejor pagado de la NFL.

Todo este proceso llegó a la oficina del asistente del Procurador General de Estados Unidos, John Durham, quien se presume tiene conexión con la NFL o con personal de seguridad de los Patriotas.

Durham, un fiscal desde 1970 en el estado de Connecticut, ha trabajado en numerosas investigaciones de alta envergadura y consideradas críticas, entre ellas los actos de corrupción por fuerzas de la ley en Boston en 1999, siendo asignado específicamente por la entonces Procuradura General Janet Reno.

El caso de Brady es de alta relevancia y de un gran impacto mediático, y en este caso, hasta político, internacional, diplomático y binacional entre Estados Unidos y México, además de que la Policía de Houston valuó dicho jersey hasta en 500 mil dólares en un reporte.

En caso de que se presente alguna denuncia, los cargos que pudiera enfrentar Mauricio Ortega son por crímenes federales en Estados Unidos como transportar bienes robados cruzando líneas estatales y fuera del país, según Acevedo.

La Policía de Houston clasificó el presunto robo del jersey del Super Bowl LI de Brady como un delito en primer grado.

Durante una entrevista en Fox Business Network, el dueño de los Patriotas, Robert Kraft, comparó el jersey de Brady con “robarse un gran Chagall o un Picasso”.

En otros reportes de medios en México, se dice presuntamente que Ortega también tenía el jersey de Kurt Warner con el que ganó el Super Bowl XXXIV y fue también el Jugador Más Valioso, y esperaba vendérselo en ocho mil dólares al propio Warner, quien es actualmente analista de la cadena NFL Network.

Otro periodista mexicano señaló a la agencia Associated Press que Ortega cargaba un casco color plata con un logo que decía MVPs y que presumía tener firmas de ex MVPs de Super Bowls anteriores, pero que estaba decepcionado que Marshall Faulk, ex corredor de los Carneros de San Luis, se negara a firmárselo. (Faulk nunca fue MVP de Super Bowl)

Ortega publicó seis artículos (notas periodísticas) a su nombre en La Prensa durante la semana del Super Bowl, pero una persona de OEM en calidad de anonimato, señaló que Ortega les ordenó a sus reporteros y editores en México que los escribieran y le firmaran sus notas. Esta persona reportó que “lo que ocurrió con La Prensa fue sólo porque Mauricio era el director… no tuvo que consultar sus acciones con nadie”. La Editorial no ha tenido contacto con Ortega desde que renunció el 14 de marzo y que ha laborado en la empresa desde 1993 y se cree que ha cubierto más de 20 Super Bowls, los últimos ocho lo corroboró la NFL en sus registros de medios acreditados.

Ortega fue visto en subastas durante la semana del Super Bowl y se reporta que el sótano en la casa de Ortega estaba lleno de artículos de la NFL y de otros deportes.

Brian Drent, presidente y CEO de Mile High Card Company, un subastador de productos deportivos en Colorado, dijo que Ortega le comentó que tenía el caso del Super Bowl de Von Miller.

También declaró que Ortega había comprado un jersey utilizado por Joe Montana en 20 mil dólares y viajó desde México hasta Denver para recogerlo. Durante la charla, Ortega le dijo que deseaba subastar un jersey utilizado por Patrick Ewing y unos zapatos de tacos de Jerry Rice, y le preguntó el valor del casco de Miller.

Al cuestionarle sobre la forma en que obtuvo el caso de Miller, Ortega evadió la respuesta hábilmente.

(Con información recopilada de reportes periodísticos de ESPN.com, USA Today, FOX Sports)

Comments

comments

You must be logged in to post a comment Login